jueves, 12 de febrero de 2015

CAPÍTULO VEINTE. CARTAS CON SABOR A LIMA

CAPÍTULO VEINTE: DESPERTANDO

Álvaro caminó bajo el sendero de sombra que trazaban los cipreses. Había realizado el mismo camino desde hacía cinco años sin faltar ningún viernes de la última semana del mes a su cita con Amanda. Seguía sorprendiéndole el poder que aquella mujer poseía sobre él incluso tras haber perdido la vida. Amanda manejaba los hilos de su existencia incluso cuando estaban separados del mundo de los vivos y el mundo de los muertos.
Excepto en lo concerniente a Lola, pensó. Con Lola se disipa el recuerdo de Amanda porque aquella chiquilla desprendía una luz que cegaba el poder que Amanda ejercía sobre él.
Imaginó que si Amanda siguiera viva, trinaría de celos y descargaría toda su furia contra la dulce Lola. Siempre había detestado la idea de que otras mujeres pudieran hacerle sombra. En el mundo de Amanda, ella era una mujer atrevida, explosiva y hermosa que debía granjear todas las miradas masculinas. Era artificial y coqueta, tremendamente persuasiva y siempre conseguía lo que quería. Y había elegido a Álvaro.
A estas alturas, no iba a negar que él se sintió halagado ante la idea. Amanda podía tener al hombre que le diera la gana, pero lo eligió a él nada más verlo. Eligió convertirlo en su pelele particular. De hecho, a Álvaro nunca lo había engañado. Tras la apariencia de mujer fatal y ambiciosa se escondía una mujer aún peor. Y él la amaba.
Amaba el espíritu sexualmente agresivo de ella. El erotismo que desprendía subida a unos tacones. Las miradas hambrientas que provocaba en el resto de los hombres. La envidia que sacudía a las mujeres cada vez que la tenían cerca.
La amaba y la odiaba con todas sus fuerzas. Detestaba al hombre que era a su lado, pero aborrecía la idea de vivir sin ella. Amanda era un infierno de pasión que le trastocaba las entrañas. El pecado salvaje del sexo. Una mujer sexualmente agresiva.
No iba a engañarse a sí mismo. La realidad era que se habían destruido mutuamente. Amanda lo había convertido en un ser dependiente que vivía vigilándola. Ella siempre hacía lo que le venía en gana. Era un espíritu libre que no acataba las normas. Él decidió pagarle con la misma moneda al percatarse de una verdad todavía peor: Amanda detestaba que tocaran lo que era suyo, y al parecer, ella tenía claro que Álvaro le pertenecía.
Se hacían daño porque las reconciliaciones eran brutales. Follaban como dos salvajes a los que espirar desde una lente amoral y morbosa. Si se esforzaba, podían venirle a la mente imágenes de la mujer rubia y de labios carnosos que se retorcía de placer entre sus manos mientras le dedicaba una sonrisa lasciva.
Se agachó sobre sus rodillas para colocar el ramo de rosas rojas sobre la tumba impoluta de su difunta novia. Poseía tanto poder sobre los vivos que seguía obligando a las mismas personas a las que había hecho tanto daño a limpiar su eterna morada. Siempre bella y preparada. Una mujer glacial y frívola que era amada y odiada con ímpetu.
Jamás dejó a nadie indiferente. Igual que Lola.
Álvaro estuvo seguro de que él era la clase de hombre que podía enloquecer por una mujer. Le había sucedido con Amanda y le estaba sucediendo con Lola. A la primera le corría veneno por la sangre, y la segunda era tan ingenua que deseaba ser él quien la corrompiera. Sexualmente. Quería a Lola para sí.
Lola era la antítesis de Amanda. La miel para la boca en vez de la sal para las heridas. La belleza de la naturalidad. La sencillez carente de pretensiones. Lo enloquecía porque era demasiado buena para ser verdad.
Inteligente, radiante y guapa.
Acarició la lápida de Amanda porque no podía acariciar el cuerpo de Lola. En ese instante, como si Amanda se revolviera desde el infierno en el que debería estar pudriéndose, un escalofrío le recorrió todo el cuerpo para hacerlo recordar.
Afuera de la casa que compartían diluviaba. El cielo rompía en relámpagos que amenazan con empeorar el temporal mientras Amanda estrellaba contra el suelo todas las pertenencias por las que Álvaro sentía algún cariño. Éste la observaba con ira contenida, los puños apretados y la ferviente necesidad de hacerle daño. Se estaba conteniendo y ella lo percibía, deseosa de que él la golpeara para así tener algo que reclamarle. Una sonrisa torcida se asentó en los labios carnosos.
No eres más que una nenaza ─lo provocó, antes de estrellar contra el suelo el jarrón pintado a mano que la madre de Álvaro le había regalado.
¿Que pretendes hacer cuando ya no quede nada que romper? ─preguntó con frialdad.
Amanda caminó hacia él y le estampó una bofetada sin pensárselo. Álvaro se quedó rígido y la observó con los puños cerrados, al borde de estallar en un ataque que terminaría destrozándolos a ambos.
¡Compórtate como un hombre! ─exigió, golpeándole el pecho con los puños─. ¡No te importa nada, maricón! ¡Yo no te importo! ¿Es que te da igual?
Él le agarró las muñecas, y con toda la calma que pudo reunir, la apartó lejos de su cuerpo tras dirigirle una breve mirada de desprecio.
¿Qué te folles a otros delante de mis narices?Hace tiempo que dejó de importarme lo que haces, Amanda.
Amanda lo miró a los ojos con una mueca maligna en los labios.
Púdrete en el infierno, Álvaro.

***
Logan sostuvo a Lola por los hombros, como si con aquel gesto pudiera apartarla de él mientras se mantenía a raya a sí mismo. Lo que en realidad quería hacer era volver a aplastar la boca contra la suya y sentirla en sus brazos.
Ella había ido a buscarlo porque necesitaba que le concediera su perdón, pero en el fondo Logan todavía se sentía dolido. Decepcionado. Defraudado consigo mismo por necesitar a otra persona en su vida cuando se había prometido a sí mismo que jamás rogaría por el cariño de otra persona.
─Grítame si quieres... o al menos di algo... ─insistió ella, mirándolo con los ojos muy abiertos─. Pero no te comportes como si fuésemos dos extraños.
─Si fuésemos dos extraños no estaría molesto por tus palabras.
─¿Molesto o dolido? ─evaluó ella.
Logan parpadeó perplejo. ¿Por qué siempre tenía que ser tan directa y sincera? Había en Lola una actitud carente de dobles sentidos y mentiras que lo asustaba. Ella siempre era sincera respecto a todo, incluídos los sentimientos de los demás. No sabía si podría manejarlo, porque él empezaba a sentir demasiado.
─Molesto, dolido... todo un poco ─admitió a regañadientes.
─¿Puedo explicarme? ─exigió─. Solo lo haré si estás predispuesto a despojarte de esa actitud esquiva conmigo. No te sirve de nada, Logan.
─¿El qué?

─Alejarte de mí. Yo... ─ella lo contempló con rubor─, creo que quieres estar conmigo pero estás demasiado dolido como para admitirlo en voz alta.
─Qué va ─él apretó los labios, indignado─. El otro día te comportaste como una verdadera niñata y no me apetecía encontrarme contigo, y menos aquí. Que se me olvide cuando me besas es otra historia.
─No soy una oportunista. No quiero que se te olvide, quiero que me perdones ─dijo sin dudar.
─Entonces explícate ─terció de mala gana.
─Creo que tergiversaste mis palabras. Es decir... que entendiste algo que sí pudo hacerte daño.
Él la contempló con los ojos abiertos como platos.
─¿Qué yo tergiversé tus palabras? ─replicó a la defensiva.
Lola asintió pese a que él se puso rígido.
─Yo jamás... mírame Logan ─insistió al percatarse de que él apretaba los labios con rabia y miraba hacia otra parte. Le agarró la mano para que observara su tranquilidad─. Yo jamás insinuaría nada al respecto de la muerte de tu madre. Te lo juro. Lo que quise decir es que tú nunca has sentido la necesidad de agradar a todo el mundo. Mi madre... mi padre... incluso mis profesores... todos esperan que sea esa buena chica que nunca decepciona a nadie, y a veces es difícil negarse cuando te sientes tan bien al recibir la palmadita en la espalda sinónimo de que agradas a todo el mundo. Yo siempre he sido así, pero no estoy segura de seguir queriéndolo. No sé lo que quiero hacer con mi vida, si quiero continuar mis estudios, si...
─Si quieres seguir siendo la hija perfecta ─finalizó él.
El pulgar de Logan acarició la palma de su mano.
─Lo siento si soné como una niñata ─se disculpó con sinceridad─. Tú pareces tan... no sé... duro, inalcanzable... eres la clase de persona a la que le da igual lo que los demás opinen de él. Solo quería hacerte ver que somos muy distintos y que si te pusieras en mi situación te darías cuenta de que yo no soy como tú. Me parece más fácil y aburrido seguir las reglas que otros han impuesto para ti.
─Lola... ─el tiró de ella hasta acercarla a su pecho. Le habló con suavidad y sin ambages─. Yo estoy solo … ─le acarició la mejilla y ella suspiró. En sus ojos se desprendía una tristeza infinita─. Yo... no tengo a nadie a quien decepcionar... pero tú eres tú... y a mí me gustas así...
─¿Así de conformista? ─se acurrucó contra su pecho.
─Así como eres... ─admitió, sosteniéndole el rostro entre sus manos y besándola en los labios─, me encantas... y punto.
Lola dejó escapar el aire. Sin pensárselo y en un gesto poco estudiado, metió las manos dentro de la sudadera de él hasta que rozó con las puntas de los dedos el estómago caliente y duro. Fue una sensación cercana y placentera.
─Siempre tengo la impresión de que eres tú quien me consuela a mí. Creo que es.. injusto ─insinuó, mientras descendía las manos hacia la presilla de su pantalón.
Logan se puso rígido.
─Fíjate que yo tengo la impresión contraria.
De repente, le dio la vuelta y Lola aguantó la respiración cuando las manos de Logan ascendieron por la cintura para tocar sus pechos. Lola entreabrió los labios y tembló de deseo. En toda su vida nadie la había acariciado a sí. Logan capturó el lóbulo de su oreja y susurró.
─Me muero por tocarte ─admitió con necesidad.

¿Os ha gustado? ¡ESPERO QUE SÍ!! 





30 comentarios:

  1. aixxxxxx Álvaro reaccionaaaaa que se la lleva el otro !! ;) jajajajaja no lo puedo evitar me decanto por Álvaro totalmente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja lo sé... tiene que reaccionaaaarrrr!!! besos¡!

      Eliminar
  2. por favor!!!!!!!!!!!!! como nos dejas asi??????? me acabo de quedar lela perdia... quiero mas, vamos quiero a Logan totalmente.... Alvaro que se quede con sus fantasmas... deseando que llegue el lunes... joooooooo... Felicidades otra vez como siempre genial Chloe... pero muyyyyyy cortos jajajajajaja ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias guapa¡! El próximo lunes. Besosss¡!

      Eliminar
  3. Me quedé medias en ese capítulo, Álvaro va sacando el cobre y Logan merece un poco del cariño de Lola.

    ResponderEliminar
  4. Aiiii!!que interesante la historia de alvarooooo! A ver q pasa entre lola y logan pero me gustaria mucho qe la primera vez de lola sea cn alvaro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por leerme :) es complicado decidirse... :)
      besos¡!

      Eliminar
  5. Enhorabuena chloe.se nota q ya estas recuperada de la gripe.poniéndolo todo patas arriba.logan.logan.ese niño.....

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena chloe.se nota q ya estas recuperada de la gripe.poniéndolo todo patas arriba.logan.logan.ese niño.....

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena chloe.se nota q ya estas recuperada de la gripe.poniéndolo todo patas arriba.logan.logan.ese niño.....

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena chloe.se nota q ya estas recuperada de la gripe.poniéndolo todo patas arriba.logan.logan.ese niño.....

    ResponderEliminar
  9. ¡¿Cómo nos dejas así?! ay, ay, ay...
    Después de los últimos capítulos Logan va por delante pero Álvaro todavía puede avanzar... no sé va a estar difícil la elección de Lola (y la mía...)
    Con ganas del nuevo capítulo, no me queda ná! xD

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Anala¡! sí, la elección está difícil.Besossss

      Eliminar
  10. Niñaaaa ahora no nos dejes así!!!!! K sigue????...esto cada vez se pone mejor...jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D jiji me gusta dejar un poquito de intriga. Besosss guapa¡!

      Eliminar
  11. QUE!!!!!!!!!!!! es esto por dios .....Chloe me quiere matar !!!!!!!!!!!!! cuando se pone tan buena la cosa me dejas asi sin mas eso no se vale me facina el capitulo no puedo esperar para el lunes!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por srguir la historia¡! sí, se quedó en lo mejor :D besossss

      Eliminar
  12. Chloeeeee.. eres muy mala no puedes dejarnos así.. se me hacen muy cortos.. wepaaa me encanta Logan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Yasmin. los intentaré hacer más largo :) besitosss

      Eliminar
  13. Santo Dios, toca esperar hasta el lunes, me gusta Logan pero no se hay algo en Álvaro que lo supera!!! Sólo que vive del recuerdo de la bruja de Amanda en fin que cada día nos dejas más enganchadas, mil gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amanda fue malísima con Álvaro... se irá viendo :) besosss

      Eliminar
  14. Pero que quieres matarme xdiosss en lo mejor de todos los capitulos nos cortas asi nooooo xk xk mi logan❤❤❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo dejo en lo mejor... lo reconozco jaja besos¡!

      Eliminar
  15. Por favor detente tu pluma ahi ... yo quiero con todo pero con el tonto de Alvaro... q le pasa a mi profe favorito

    ResponderEliminar
  16. Holaa!!! Madre mia vaya capitulo estas que te sales, pobre Alvaro lo que a tenido que pasar , Amanda era un bicho que mala malisima.
    Las cosas entre Logan y Lola se estan poniendo calentitas.
    Deseando que llegue el lunes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias cristina¡! sí... amanda fue un bicho aasrrggghhhh
      besos¡!

      Eliminar